Por Andalucía

BQ5

Programa de Gobierno

LGTBIQ+

Andalucía es una comunidad que fue pionera en el reconocimiento de los derechos de las personas LGTBIQ+ gracias a la Ley 2/2014 y la Ley 8/2017. Por desgracia, no permanece ajena al clima de odio hacia el colectivo LGTBIQ+ que está creciendo en los últimos años. Se estima que solo en Andalucía existen un 65% de agresiones a personas LGTBIQ+ sin denunciar. El miedo a sufrir represalias o a perder la propia intimidad, no dar importancia al delito de odio, o el miedo a la deportación de las personas LGTBIQ+ extranjeras o en situación irregular, son algunas de las razones.

El pueblo que no aprende de su historia, está condenado a repetirla. Tener memoria es el mejor blindaje para protegernos de las posiciones reaccionarias. Defender los derechos de las personas LGTBIQ+ no es algo simbólico, sino necesario.

Frente al odio, la discriminación y la intolerancia, hoy más que nunca, Andalucía tiene la posibilidad de convertirse en una referencia del respeto cívico hacia la diversidad sexual, para lo cual debe empezar por invertir esfuerzos en acciones de concienciación desde las edades más tempranas.

Una Andalucía libre de delitos de odio

  1. Impulsar el Observatorio Andaluz de la Violencia contra personas LGTBIQ+, así como la creación de una Comisión específica en el seno del Consejo andaluz LGTBIQ+ para el estudio de medidas contra los delitos de odio, que integre a entidades representativas del colectivo y otras víctimas de los delitos de odio; con capacidad de hacer un diagnóstico de la realidad y proveer medidas de prevención, formación, dotación y atención a las víctimas y a las entidades implicadas; y estudiar fórmulas para acabar con el silencio y el miedo de la víctima a no denunciar frente a la impunidad del agresor.
  2. Fomentar el respeto a la diversidad sexual e identidad de género en los medios de comunicación de titularidad autonómica, así como impulsar campañas comunicativas y de sensibilización específicas para acabar con el fenómeno de la infradenuncia en los delitos de odio.
  3. Garantizar que el Gabinete Jurídico de la Junta se persone en todos los procedimientos judiciales relativos a delitos de odio en Andalucía.

Una Andalucía libre de estigmatizaciones

  1. Desarrollar políticas públicas y decididas que apoyen y ayuden a luchar contra los estigmas vertidos sobre las personas LGTBIQ+, abordando todas las realidades desde la educación, la sanidad y el trato a las personas mayores.
  2. Aplicar la transversalidad del enfoque LGTBIQ+ en todas las políticas públicas autonómicas, que aborden la empleabilidad de las personas trans, la infancia LGTBIQ+ y el apoyo a las familias monomarentales y monoparentales.
  3. Extensión a todos los centros públicos y concertados de charlas y actividades específicas enfocadas al respeto por la diversidad, identidades y sexo-afectividad LGTBIQ+.

Una Andalucía libre de exclusión y LGTBIfobia

  1. Llevar a cabo la aplicación efectiva e inmediata del contenido de las Leyes 2/2014 y 8/2017, así como impulsar el Consejo Andaluz de entidades LGTBIQ+, tal y como prevé la ley autonómica de 2017.
  2. Impulsar medidas para la inserción sociolaboral de las personas LGTBIQ+ que se materialicen en acciones de sensibilización, intervención y atención en casos de discriminación.
  3. Fomentar la empleabilidad de las personas que manifiesten socialmente una identidad de género distinta a la asignada al nacer, incluyendo a las mismas en los programas de inserción laboral de los colectivos con especial dificultad en el acceso al empleo, tal y como mandata la Ley 2/2014.
  4. Sensibilizar en los medios de comunicación públicos contra la LGTBIfobia y no contratar ni contar con el servicio de ninguna persona que abiertamente haya atentado contra la dignidad de las personas LGTBIQ+.
  5. Elaborar un plan andaluz contra la LGTBIfobia en el deporte, donde participen los colectivos implicados, con el objeto de formar y generar conciencia crítica entre las personas entrenadoras, técnicas, profesorado de educación física, responsables de clubes y federaciones deportivas y periodistas deportivos.
  6. Acabar con el sexilio rural a través del impulso a las políticas LGTBIQ+.

Una Andalucía libre, diversa y con memoria

  1. Realizar una investigación histórica andaluza sobre activistas LGTBIQ+ y personas trans, con el objetivo de recuperar la historia de aquellas personas que han sufrido la represión, discriminación y vulneración sistemática de derechos en tiempos del Régimen Franquista, la Transición y la democracia española, y realizar de un memorial que repare a las víctimas.
  2. Impulsar campañas que visibilicen la diversidad de orientaciones e identidades de género no normativas y que promocione institucionalmente y en los centros educativos las conmemoraciones principales del movimiento LGTBIQ+: como el Octubre Trans, el Día Internacional contra la LGTBIfobia ―17 de mayo―, y el Día del Orgullo y la Liberación LGTBI ―el 28 de junio―.
  3. Dotar a las bibliotecas escolares y generales con fondos bibliográficos relacionados con la homosexualidad, la bisexualidad, la transexualidad y la intersexualidad desde actitudes de respeto y no discriminación, enfocados al conocimiento sobre la diversidad y los Derechos Humanos.
  4. Retirar de las bibliotecas y archivos de universidades y otros centros públicos cualquier contenido relativo a la patologización de las personas trans.
  5. Impulsar medidas para la protección de la infancia trans en Andalucía e implementar las medidas necesarias para garantizar el derecho a la identidad de género consagrado en el artículo 44 de la Ley de Infancia y Adolescencia en Andalucía, así como promover con el apoyo de entidades LGTBIQ+ la realización de estudios sobre la situación de las y los niños/as y adolescentes LGTBIQ+ en las escuelas para prevenir el acoso escolar.